Grupo de Madres con Hijos de Autismo

El grupo de mamás de niños con autismo se ha creado pensando en ti. Sabemos que después de que nuestros hijos han sido diagnosticados, por una parte sentimos alivio al saber que ahora podemos tomar medidas y buscar recursos para ayudarlos. Pero también existen preocupaciones, muchas preguntas y en ocasiones puede llegar a ser una jornada con momentos de ansiedad, estrés e incluso aislamiento, sobre todo si no contamos con un grupo de apoyo en nuestro círculo de familia o amigos. 

En este grupo te ofrecemos justamente eso. Aquí puedes hacer preguntas, compartir experiencias, y al mismo tiempo aprender de los testimonios de otras madres que enriquecen y llegan a dar luz en los momentos que más los puedas necesitar. También contamos con llamadas de acompañamiento. Estas llamadas las hacemos al menos una vez al mes, pero pueden ofrecerse con más frecuencia según la necesidad de cada mamá.

Durante nuestras reuniones compartimos lo que sabemos siempre trae alivio y descanso a nuestros corazones, la palabra viva de Jesucristo que encontramos en la Biblia, por eso comenzamos escuchando la Palabra de Dios. 

¿Nos acompañas? Nos reunimos cada tercer lunes del mes a las 7:00 de la tarde. Encuentra el enlace de nuestras reuniones de Zoom en el calendario de Virgen de Guadalupe Radio. ¡Únete a nuestra familia y comparte con nosotros tus experiencias!

VGR1380-Entre-Mujeres-Grupo-Autismo
VGM Entre Mujeres Autismo Margarita Sandoval

Soy Margarita Sandoval, casada y con 2 bendiciones, mi hija Andrea de 13 años y mi hijo Alexander de casi 7. 

Alexander fue diagnosticado de Autismo casi llegando a sus 3 años de vida. Fue una noticia muy difícil de aceptar pero, cuando tienes a Dios y a Mamita María en tu corazón ellos te dan la fuerza, amor y la paciencia que necesitas para seguir adelante con la Gran Misión que se te ha mandado. 

Recibí la invitación de Coordinar éste Ministerio de Madres de hijos con Autismo y acepté con gusto, porque sé la necesidad que hay de apoyarnos entre mamás que vivimos en situaciones similares y así poder enriquecernos unas a otras intercambiando vivencias y a la vez compartir y aprender más de la palabra de Dios.