Misión Madre de la Esperanza

Como fundación misionera hemos ido aprendiendo a sensibilizar nuestros corazones a la necesidad.

En estos tiempos en que la pandemia del coronavirus afectó grandemente a la comunidad y cercanos a la fecha del día de las madres, decidimos apoyar de alguna manera a una madre que se encontrará en circunstancias especialmente difíciles como consecuencia de la misma. Así que lanzamos esta misión. Misión que nos permitiera a modelo de nuestra Madre, regalar un consuelo a una madre en necesidad en el día de las madres.

Sin embargo, los casos que la comunidad nos trajó a la mesa, nos permitió recordar que fuera de cualquier eventualidad hay muchas madres que están padeciendo en circunstancias especialmente difíciles, con o sin la pandemia. Y que más allá de sus circunstancias, fueron ellas las que se convirtieron en modelos de esperanza para nosotros. El amor maternal da la fuerza necesaria para luchar y seguir adelante a pesar de las carencias.

He aquí las historias, he aquí la realidad, he aquí la enseñanza de nuestro Señor y la generosidad de la comunidad.