Mujeres Misioneras / Memorias

Las mujeres siempre han jugado un papel muy importante en la formación de muchos hombres líderes, tanto espirituales como reconocidos personajes de la humanidad.

“Mujer hacendosa, ¿quién hallará? Su valor supera en mucho al de las joyas. En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias. Ella le trae bien y no mal todos los días de su vida….” (Prov 31:10-31)

El rol de la mujer tiene un carácter peculiar y para Dios la obra femenina es importante. Dios eligió a muchas mujeres valientes, de fe, amor y caridad para mostrar su dignidad y su misión en cada uno de su estados de vida y circunstancias.

La mujer es una misionera por naturaleza, lo es desde su hogar, con los suyos, en su trabajo cotidiano y para su comunidad.

Misionera, si, por su constante servicio basta contemplar la labor del hogar, que edifica con sus manos desde el amanecer hasta el ocaso. Pero cada una de ellas tiene una historia y crea una historia. Es un obrero, que va edificando los cimientos de un hogar. Es un labrador que va sembrando la semilla en cada paso. Ahí con los hijos, con los esposos, en la cocina, en las habitaciones la mujer esta en un servicio constante.

Servicio que en virtud de su fe rebasa las paredes y extiende a la comunidad, He aquí los recuerdos a través de la imágenes de algunas de ellas. Una mujer como tù y yo que decide expresar su amor por alguien mas. Repetir la historia de su rol cotidiano pero con una familia extendida: su comunidad.

×